let’s make something together

Give us a call or drop by anytime, we endeavour to answer all enquiries within 24 hours on business days.

Find us

PO Box 16122 Collins Street West
Victoria 8007 Australia

Email us

info@domain.com
example@domain.com

Phone support

Phone: + (066) 0760 0260
+ (057) 0760 0560

Disensos para construir consensos

  • By Redacción
  • 3 de mayo de 2020
  • 45 Views

En una peligrosa pendiente cuesta abajo el periodismo como profesión ha modificado radicalmente su paradigma, no sólo en el ejercicio de su actividad en relación al medio de comunicación en donde se ejerce, sino también, en la relación profesional con sus colegas.

La crispación, la violación permanente de los códigos éticos y deontológicos básicos y el clientelismo basado en los intereses personales han generado una nueva y perversa forma de “hacer periodismo”.

Pero quizás lo más grave a la hora de diagnosticar la actualidad es la relación entre periodistas y el permanente deterioro del respeto por lo que piensa el otro, y nuestra intolerancia ante la crítica de lo que pensamos.

Estas conductas deterioradas y alejadas del valor del diálogo, del disenso y la búsqueda de los consensos, sólo ha dado como resultado una permanente actitud de aversión hacia “lo periodístico” por parte de la sociedad, no sólo en lo referido al concepto de “credibilidad” y libertad de expresión, sino también al “estado de ánimo de la gente” en relación al mensaje crispador que recibe día a día.

No se trata de la elección de los contenidos, sino que se trata de “las formas” y las estrategias con que se concibe la difusión de esos mensajes, casi siempre enrolados en “operetas” mediáticas donde el verdugo de turno siempre es el Periodista y jamás el autor ideológico de tal obscenidad.

Este factor conlleva al cruce de opiniones y diferentes formas de ver la realidad del “colectivo periodístico”, determinando no una discusión de ideas, sino un intercambio constante de improperios y descalificados que profundizan aun más el vapuleado prestigio de nuestra profesión.

No se escuchan las ideas del otro, ni se tolera la crítica de los demás a las ideas de uno mismo, hoy se está perdiendo esa sublime cualidad de crecer a partir del disenso y de reflexionar que los demás también pueden tener razón y argumentar matices que nos deben servir para modificar y enriquecer nuestro pensamiento y visión de las cosas.

Disentir, reflexionar y generar consensos a partir de las diferencias es crecer, es avanzar hacia una visión aplicada de la profesión que transita el camino fecundo de mostrar el producto final del debate de ideas y concepciones, que como siempre, suele ser la versión más fina y acabada de un determinado tema.

Foto de Tatuaje creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *